Ruta en familia: aventura asegurada

Son muchas las familias que año tras año deciden emprender la aventura de sus vacaciones en autocaravana. La realidad, es que viajar con niños en ella es muy fácil y cómodo. Además, no importa qué época del año sea, pues si es invierno y llueve, siempre podréis parar en cualquier área habilitada y experimentar escuchar la lluvia en plena naturaleza. Y si es verano y el calor aprieta, hay muchos parajes donde poder pegarse un buen año antes de continuar con el camino.

Hoy en día las autocaravanas están completamente habilitadas y llenas de todos los servicios que se puedan necesitar para adultos y niños: mesita, cocina, baño completo con ducha, camas e incluso trastero para llevar bicicletas o cualquier bulto.

No hay que olvidarse de las sillas de seguridad para los niños. Aunque no tendrán la misma visión que en un coche, seguro que les sigue fascinando el viaje.

Una de las muchas cosas positivas de viajar en familia en autocaravana, es que en cualquier momento podéis parar a comer, tanto en bares o restaurantes o en el propio vehículo y hacer un picnic en plena naturaleza. También se pueden planificar los parques temáticos, zoológicos, museos y actividades que quedan de paso en vuestra ruta en familia.

Con el verano a la vuelta de la esquina… ¿Ya tenéis la mente puesta en unas vacaciones en autocaravana?